sábado, 1 de octubre de 2011

Narracion sobre situaciones y problemas especificos asociados a la practica de valores que ocurren en el ambito local y nacional


Que  viejos tiempos cuando….
Todas las personas teníamos un fin común y todo era tan agradable, pues nadie faltaba a los valores  y todos los respetaban con gran entusiasmo como un paso en su vida.
Aun recuerdo mi vida en la infancia, se que ha pasado mucho tiempo, sé que mi familia todo lo hacía por mi bien, ante un mundo nada rosa por enfrentar, todo tenía que ser a ordenes de los padres  los cuales me ayudaron a superarme como un ser humano capaz de enfrentar la realidad. Por que aprendí el respeto hacia mis mayores, el buen hábito del trabajo y responsabilidad, el amor y la paz hacia las personas, la prudencia, la disciplina, la humildad. En la actualidad nosotros somos los culpables, pues perdimos la cordura y la cultura.
Ahora ya no son valores, son solo antivalores, en lugar de amar, nos armamos unos a otros en las guerras, nos hemos acostumbrado a tener todo fácilmente y no a trabajar  por el bien de los demás y de sí mismo.
Hoy, todos actúan sin pensar y al momento de las consecuencias nadie se hace responsable de sus actos. No somos prudentes, pues nos hemos acostumbrado a ser el hombre del mañana. En la disciplina, haces lo que quieres en todos lados y siempre abusas de tus derechos diciendo puros pretextos  y mentiras. El humilde ve las cosas como son, lo bueno como bueno, lo malo como tal, en la medida en que un hombre va creciendo cada vez es más ignorante que humilde. Hoy en día nadie nadie  sabe cuál es el valor de la vida, pues la confunden o no saben vivirla, pareciera que todos creen que vivir la vida es convertirse en un adicto, algunos están metidos en el alcohol, otros en las drogas y el tabaco, mientras que otros en su trabajo, en la tecnología entre otras y no se dan cuenta de lo que tienen en su entorno y así sin que se den cuenta tiene una vida artificial.
 ¡Que desperdicio de vida!
Aquí sentado  observando mi alrededor  he pensado: El tiempo ha cambiado, ya nadie tiene respeto por los valores y hay que reconocer que nuestra generación es  la presunta culpable  de nuestra realidad, de la perdición de nuestros hijos y todo por querer cambiar  la vida que antes teníamos, hoy me arrepiento de haber participado por este cambio que no nos sirvió y que al contrario nos convirtió en algo peor.
Pienso que estamos a tiempo de cambiar las cosas,  a tener una vida mejor a darle un valor nuevo a la vida del que le damos y para poder cambiar debemos de empezar a cambiar como adultos que somos,porque los jóvenes ven y hacen el ejemplo que les damos.

1 comentario:

  1. INTEGRATES DE EQUIPO 2 "106"
    López Martínez Rutilo. - N/P
    Matías Ríos Rossaura.
    Hernádez Mendoza Brenda.
    Maya García Saul.
    Gómez Ricárdez Manuel de Jesús.
    Gutiérrez vásquez Luz Verónica.

    ResponderEliminar